Cruceros y Viajes - El Rincón del Crucerista



ESTAMBUL - COMO MOVERSE

 

Estambul
© Cruceroviajes

GUÍA PARA MOVERSE EN ESTAMBUL 

Estambul, una ciudad de ensueño, o como soñar en volver


Hay turistas que tienen dudas o temores sobre ciertos países o destinos, Turquía es uno de ellos. En nuestro crucero visitamos Esmirna y Estambul, nuestra opinión, ha cambiado favorablemente al respecto, espero que os animéis y la vuestra también cambie. En las calles de Estambul encontraréis gente amable, simpática y con ganas de ayudar al turista, sin olvidar los intentos de negocio para que compréis sus productos, lo llevan en la sangre, pero, de una forma nada agobiante como estamos acostumbrados a ver en otros países. Es habitual que aunque no compréis, os regalen sus sonrisas, por cierto, muchísimos turcos hablan español.

La seguridad de las calles de Estambul se palpa, la belleza de los lugares que visitamos es algo indescriptible, sin duda, nos hará volver de nuevo, posiblemente en crucero, pero tampoco descartamos hacerlo de una forma diferente pues aparte de esta bella ciudad, hay zonas que bien merecen la pena para pasar unos días y conocer más a fondo este desconocido país para nosotros.


NUESTRA LLEGADA

Hay varios lugares donde atracan los barcos, unos más alejados que otros del centro que otros, pero no por ello influirá en vuestra visita, no preocuparos, ya que los desplazamientos los podréis hacer sin dificultad. Nuestro barco no fue de los más madrugadores en llegar, atracó en la parte del puerto más alejada, en la zona que hay pasando el puente Galata, (en la foto inferior al fondo a la derecha), las demás líneas de atraque estaban ocupadas por sendos cruceros. Para llegar al centro debíamos cruzar el puente que veis en la foto.

Un consejo, (en la foto), donde termina el puente a la derecha, (donde comienza desde el barco), hay aseos públicos, es conveniente llevar moneda local para poder entrar. Quizá sea una información sin importancia pero cuando comenzamos a cruzar las piernas por una emergencia y no encontramos un lugar donde evacuar, pues..., ya sabéis, esta información os puede ayudar a no pasarlo mal, o quizá salir del atolladero. La primera ocasión que tuvimos que utilizarlos, fue una emergencia como os hemos contado antes, estos aseos públicos son de pago, llevar siempre algunas monedas locales, (es barato), todavía no habíamos cambiado pero teníamos que usarlos, no podíamos aguantar, la amabilidad de una señora que advirtió nuestro "baile", se ofreció a darnos unas monedas para poder entrar, eso fue de agradecer. Estos aseos no tienen tazas de WC de las que conocemos, son planos, o sea, de los que tienen marcados los pies y tienen un agujero, ya sabéis, los limpian a menudo con unas mangueras y están muy limpios.

Estambul
Puente Galata, al fondo la torre del mismo nombre - © Cruceroviajes


DESPLAZAMIENTO HACIA EL CENTRO

En nuestro caso, ya os hemos comentado donde atracamos, (al final), a la salida de la terminal hay oferta de taxis para dar y vender, (hay muchísimos), se os ofrecerán, los precios son asequibles, no cogimos ninguno debido a lo que os comento más adelante pero hubieron muchos pasajeros que usaros sus servicios y no comentaron nada negativo..


Debido a que nuestros compañeros de viaje Ana y Félix conocían la ciudad
, se ofrecieron a hacer de cicerones para nosotro y así movernos movernos por ella libremente, así que, cargamos las pilas desayunando bien y sin prisas, las mochilas preparadas, las cámaras cargadas y muchas ganas de comenzar nuestra visita.

Al bajar del barco y tomar contacto directo con la ciudad nos dirigimos caminando hacia el puente Galata siguiendo la línea del tranvía, vale la pena perder unos minutos en el puente observando el mar y la vida cotidiana de cientos de pescadores con sus cañas intentando pescar, ellos están a lo suyo y es una imagen muy bonita para compartirla un rato.


Una vez atravesado el puente a la izquierda, podréis hacer una excursión en barco por el Bósforo, allí tenéis los kioscos de venta de billetes y la salida de los barcos, bastante fácil.


Llega el momento de subir al centro de la ciudad donde se encuentra lo más importante, así que podéis seguir las mismas vías del tranvía, (no tenéis pérdida). El recorrido es ascendente, pasaréis junto a la estación de tren. Aunque nosotros hicimos este recorrido por ver un poco la ciudad, podéis coger el tranvía o un taxi y plantaros en la parte alta de la ciudad en poco tiempo, sin esfuerzos y muy barato. Nosotros también hicimos uso del tranvía ya que hicimos noche y estuvimos casi dos jornadas.

Estambul es una ciudad que os hará soñar con volver de nuevo a visitarla.

Un recorrido a pie, vale la pena para conocer su comercio, restaurantes, y el día a día de sus habitantes, sabiendo esto y dependiendo de los días de visita, podéis combinarlos para subir en tranvía, bajar a pie, subir y bajar en tranvía, etc.


USO DEL TRANVÍA

El tranvía se mueve por doble vía, es moderno, limpio y económico, os gustará. En su interior tenéis información de las paradas del recorrido resaltando las principales para el turista, además, lo comentan por megafonía, por ejemplo, (Gran Bazar), seguro que no os perderéis.

Para subir al tranvía hay que sacar fichas en las máquinas expendedoras automáticas que encontraréis cerca de las paradas, admiten billetes y monedas para el pago, (pero sólo moneda local), el precio por ficha o trayecto es de 2 l.t. menos de un euro, sin esas fichas no podréis subir. Cada parada de tranvía tiene un torno, además, un guarda de seguridad, está cercada y es imposible colaros sin pagar, además, no os lo recomiendo. Los tranvías son modernos y efectivos, además de económicos, la frecuencia es buena. Al haber dos vías, (ida/vuelta,) los tranvías tienen una frecuencia muy corta y puntual, recorren todos los puntos turísticos principales, incluso si disponéis de tiempo y queréis desplazaros a puntos más alejados podréis disfrutar de una experiencia única.

Línea de tranvía en Estambul
Tranvía en Estambul - © Cruceroviajes


CAMBIO DE MONEDA

Para el cambio de moneda en Estambul os recomendamos la parte alta, o zona donde se encuentra lo principal de la ciudad, ya que si lo hacéis en la zona del puerto o parte baja de la ciudad, el cambio os será algo desfavorable, aunque tampoco os reportará una ruina, es un simple consejo. Los tipos de cambio están indicados por medio de tableros electrónicos con el tipo de cambio para todas las monedas. Existe cantidad de casas de cambio en toda la ciudad por lo que no os recomiendo que os llevéis moneda desde España, además, cuando terminéis vuestra estancia en Turquía, podréis hacer el cambio a la inversa sin perder tanto como en nuestro país.

En la zona portuaria podéis disfrutar de la vida local y embarcaro
s en una aventura por el Bósforo a bordo de los múltiples barcos que ofrecen sus servicios desde esa zona, cerca del puente. En la parte alta de la ciudad, tenéis los lugaress más emblemáticos o turísticos como:

  • Palacio Topkapi
  • Museo arqueológico
  • Parque Sultán Ahmet
  • Santa Sofía, museo y basílica bizantina con mosaicos
  • Mezquita Azul, (Sultán Ahmet)
  • Cisterna de Basilica
  • Gran Bazar
  • Bazar de las especias
  • Baños de Roxelana
  • Mezquita de Sokollu

Entre otras cosas, como hoteles, restaurantes y otros muchos lugares de interés.

Podréis degustar el auténtico Kebab turco en rstaurantes como no podíais imaginar, así como otras especialidades típicas. Si os entusiasman los dulces, estamos seguros que saldréis saciados con la cantidad y variedad de delicias que vais a encontrar, no pasan desapercibidos, cualquier calle de la ciudad los podréis ver debido alas perfectas exposiciones que hacen en sus escaparates y el múltiple colorido que llaman su atención, recordar eso de "la vista es la que trabaja". Si sois diabéticos, tendréis que llevar cuidado pues el azúcar es un ingrediente básico y generosamente incluido. Si vuestro cuerpo es propensos a coger kilitos, llevar cuidado, quizás a la vuelta de vuestro viaje tengáis que utilizar la bicicleta estática que tenéis en el olvido o apuntaros al gimnasio cuya promesa realizásteis el último fin de año y no llegásteis a cumplir.



SANTA SOFIA

En esta visita imprescindible y hay que pasar por caja, (de pago). Existe un control de escáner a la entrada, es una visita que vale la pena, os gustará, es una construcción inmensa, está permitido hacer fotos sin problema, no os olvidéis subir a la parte superior. Si necesitáis hacer uso del baño, los tenéis a la salida, (en el exterior), en la parte contraria de la salida, o sea: la salida a la izquierda, los aseos a la derecha.

Estambul
Santa Sofía - © Cruceroviajes

Podéis encontrar mucha información sobre este lugar pinchando aquí: http://es.wikipedia.org/wiki/Santa_Sof%C3%ADa


LA MEZQUITA AZUL

Otra visita imprescindible, la mezquita es preciosa, se puede acceder libremente, (no es de pago), pero hay que tener en cuenta los horarios de oración. Tenéis que seguir unas normas para entrar, como: cubrirse la cabeza, (las mujeres), y quitarse los zapatos, (hombres y mujeres). A la entrada os facilitan unas bolsas para introducir los zapatos y no recuerdo si también para cubrirse los pies, se pueden realizar fotos sin problema, creemos que os gustará. El techo de la mezquita está soportado por unas columnas impresionantes. La mezquita es de grandes dimensiones y a más de la mitad de ella no podéis acceder. El suelo está enmoquetado, estamos seguros que os llevaréis una buena impresión del lugar, sin duda.

Estambul
Mezquita Azul - © Cruceroviajes

Podéis encontrar información sobre este lugar pinchando aquí: http://es.wikipedia.org/wiki/Mezquita_Azul



EL GRAN BAZAR

¿Quien no ha oído hablar del Gran Bazar de Estambul?, de todos los bazares visitados por nosotros hasta el momento, es con diferencia, el mejor, (es una opinión personal). Podréis practicar el arte del regateo, ya sabéis que no tenéis que aceptar el primer precio que os den, ni el segundo, etc., a partir de un tercio del precio de salida ya podéis comenzar a soñar con vuestro "trofeo", eso si, os "engañaran de todas formas", (risas), son muy buenos en esto. 

 El Gran Bazar tiene un entramado de calles en los que posiblemente os perdáis si no estáis atentos, controlar la entrada por la que accedáis pues posiblemente no sea la misma por la que salgáis pero no hay problema, está todo indicado, aunque no os enteraréis de nada. Los comerciantes os ofreceran sus productos, estos comerciantes no son tan agobiantes como los de otros bazares, (Túnez, Agadir, Casablanca, etc), podéis conseguir objetos muy buenos a unos precios excelentes, muchos o casi todos de imitación, pero los hay de muy buena calidad, (otros no tanto). Vuestra picardía y conocimiento de los objetos os llevarán a una jornada inolvidable si os gusta este tipo de compras. Esperamos que tengáis suerte en vuestras "negociaciones" y os traigáis buenos recuerdos de esa maravillosa ciudad. Si optáis por adquirir objetos delicados, pedir que os lo envuelvan en condiciones para que no se perjudiquen durante el transporte y el vuelo de vuelta, os lo prepararán sin problemas.

Estambul
El Gran Bazar, sin duda, el mejor que hemos visitado - © Cruceroviajes

Podéis encontrar información sobre este lugar pinchando aquí: http://es.wikipedia.org/wiki/Gran_Bazar_(Estambul)


LA CISTERNA DE BASÍLICA

Esta visita también es previo pago, a nosotros nos gustó, creo que también vale la pena, está en el subsuelo con una iluminación tenue, donde resaltan multitud de columnas en esa colosal construcción, hay algo de agua y está repletas de peces, suena musica de fondo que os acompañará durante toda la visita. La cisterna proveía de agua al Gran Palacio de Constantinopla y otros edificios en el Capitolio, continuó proveyendo agua al Palacio de Topkapi tras la conquista otomana en 1453 y en los tiempos modernos.

Podéis encontrar información sobre este lugar pinchando aquí: http://en.wikipedia.org/wiki/File:Cisterna_Basilica_Junto_a_Santa_Sofia_Estambul_.JPG


SEGURIDAD

Turquía se esmera en que el visitante se sienta seguro, para ello tiene desplegados policías por toda la ciudad, nosotros nos sentimos bastantes seguros durante nuestra estancia. Como cualquier turista de crucero, llevábamos las cámaras colgadas al hombro sin mayor problema, incluso por la noche y por zonas no muy concurridas y algo oscuras, las mochilas las llevábamos detrás también sin problemas, en ningún momento nos sentimos agobiados por nadie, podíamos circular libremente, nadie se fijaba en lo que llevabas, ni siquiera se fijaban en las mujeres de una forma..., ya sabéis, iban a lo suyo, a su vida cotidiana que sabe lo que significa el turismo para su ciudad, (ingresos), pero es que además son gente hospitalaria en contra de las creencias de algunas personas. Nuestras respectivas parejas no se sintieron en ningún momento incomodas. Con esto no queremos deciros que descuidéis la seguridad, ni mucho menos, ni que llevéis las mochilas detrás, simplemente debéis tomar las precauciones de cualquier ciudad que visitéis. 


EXCELENTES DULCES

Ya os comentamos algo unos espacios más arriba, volvemos a comentar que Estambul es "la perdición de los golosos", si os gustan los dulces podréis disfrutar de ellos pues hay infinidad de establecimientos con gran cantidad de oferta en cuanto a pastelería se refiere, los propios escaparates son el vínculo entre el vendedor y el usuario, como es lógico, el pistacho se encuentra en muchos de estos artículos sin olvidar la almendra, la miel y muchas cosas más, ¿os apetece un dulce?

Oferta en pastelería
Algo típico de las calles de Estambul, los dulces - © Cruceroviajes


COMPRAS AMBULANTES

Os recomendamos un poco de cuidado en este tema, ya que hay ciertos vendedores algo avispados que se aprovechan del turista, (son muy espabilados), os ofrecen productos con su precio en liras turcas y cuando os entregan lo que habéis comprado, os dicen que eran euros, nosotros tuvimos un problema con unos zumos de granada, discutimos con ellos, (no tener miedo), al turista lo cuidan y además, cuando se acerca la autoridad, escampan, o sea, que no deben ser muy legales. Al final nos devolvieron lo que correspondía. Si os descuidáis con el billete en la mano "pensando en la mona de pascua", os lo cogen al vuelo y adiós al cambio.

Hay unos puestos callejeros que venden unos roscos muy llamativos, creo que de pan y se ven por muchos lugares, debe ser algo típico pues se ven en muchas de las series de TV. actuales, compramos unos pero estaban como una piedra, si todos son así, no nos gustaron nada, si nos vendieron los del día anterior, fuimos lo "capullos del día", pues nos engañaron, otra cosa es que los vendan para adoquinar suelos. En cualquier caso, no nos gustaron, pensábamos que eran de dulce.


¿UN KEBAP?

Alucinaréis con los restaurantes típicos que encontraréis por la ciudad para probar el auténtico Kebap Turco, no pensar que son como el "turco de la esquina de vuestra casa", los hay muy buenos, bien decorados y repletos de gente, se ve mucha vida en ellos. Observamos uno de estos restaurantes en la subida desde el puerto, en la calle del tranvía, dos empleadas iban preparando tortas y las iban colocando en la plancha, las rellenaban y los camareros las servían pero esta acción se generaba en medio del amplio comedor, estaba repleto de clientes, muy limpio y con buena pinta, creo que os gustará probarlo.

En la escala de cruceros en  Estambul, lo habitual es estar dos días, aunque en realidad es uno y medio, por lo que podréis disfrutar de una forma diferente a otras escalas, incluso podréis salir por la noche a vivir la "Danza del Vientre" y otros espectáculos típicos, en este caso no os puedo recomendar que lo hagáis por libre o en excursión ya que nosotros no lo hicimos.


Puestos callejeros
De izquierda a derecha, puesto típico ambulante, máquina de fichas para el tranvía, ficha del tranvía - © Cruceroviajes

No nos dio tiempo de visitar otros puntos debido a que nos lo tomamos con tranquilidad, o sea, disfrutamos sin prisa y de todo lo que nos apeteció. El Palacio de Top Kapi y otros lugares, los dejamos para nuestra próxima visita, ya que nuestra intención es volver.

Una vez terminada la escala en Estambul, pueden ocurrir dos cosas, si es vuestra primera escala, pues a comenzar con buen pie vuestro crucero con n recuerdo que perdurará durante todo el crucero, Si es la última, (nuestro caso), tendréis que prepararos con nostalgia para la vuelta a casa, pensando en volver algún día, aquí no hay lanzamiento de monedas como en la Fontana di Trevi para volver, tendréis que poner la hucha y que vuestra ilusión se cumpla.

Tenéis la posibilidad de volar a/desde dos aeropuertos, nuestra salida la teníamos desde el más alejado, el de Ankara, situado en la zona asiática. Salimos del barco por la tarde/noche, el tráfico era intenso, yo diría que muy intenso, tardamos una eternidad pero el trayecto fue muy bonito, una vez pasado el puente que nos llevaría a la otra zona, (estábamos en la zona europea), el espectáculo en la noche era precioso, altos rascacielos iluminados a nuestro alrededor eran dignos de admirar, incluido el propio puente. Mucho tráfico pero con imágenes impactantes que nos invitaban a soñar con volver.

El aeropuerto al que nos dirigimos estaba muy bien acondicionado y nos movimos como en casa. Nuestro vuelo salió a su hora, no así el de otros compañeros de crucero que iban en otro vuelo que se retrasó bastante, les facilitaron un hotel para descansar y asearse, con eso os lo digo todo.

Dicho esto, comentaros que Estambul nos fascinó, en cuanto tengamos la ocasión volveremos de nuevo sin pensarlo. Como sabéis, hemos visitado muchas ciudades a bordo de fascinantes barcos de crucero, unas más bonitas, otras menos, Estambul queda en la parte alta de preferencias.

Esperamos que nuestra humilde aportación, os haya servido de ayuda, por lo menos es loq que intentamos.

Bernardo Sala - (Cruceroviajes)


Por:
Cruceroviajes
Cruceroviajes, tu web de viajes y cruceros 

Comparte este artículo en tus redes sociales aquí debajo

Publicar un comentario

0 Comentarios